abril 5, 2020

Rocío Cañada

El mundo del deporte desde dentro.

El retorno de un Madrid goleador

EFE

Los blancos se llevan la victoria por la vía fácil en Ipurua. Cuatro tantos, dos de ellos de penalti sentencian al Eibar en un campo difícil. 

Ni la lluvia pudo parar a un Real Madrid imbatible. Aún tenían muy presente los de Zidane la derrota de la pasada temporada por 3 goles a 0. Era un campo difícil y ellos lo sabían, así lo quiso dejar claro Zidane ayer durante la rueda de prensa previa a viajar a Eibar con sus jugadores. Pero en los últimos encuentros el Madrid no le teme a nada, y no sólo sale con todo, sino que lo hace para ganar. Pero goleando. Como nos tiene acostumbrados

La decimotercera jornada liguera comenzaba cuestionando a Zidane por no incluir en el once inicial a Rodrygo. Y es que parece que meter un hat-trick perfecto en el Bernabéu en un partido de Champions con solo 18 años, no es suficiente para ganarse la titularidad. Quizá tenga que asimilar en el banquillo todo lo que está pasando. Por eso el técnico francés vio más factible salir con Lucas que lleva sin sorprender a la afición madridista desde hace más de un año. Y volvió a estar ausente. Apenas tuvo ocasiones y las que tenía no las culminaba. 

El que sorprendió, una vez más, fue el 9 blanco. Benzema se supera partido a partido y ya se ha convertido en el pichichi solitario de la liga con nueve tantos. Ha vuelto a demostrar que es uno de los mejores delanteros del mundo, indiscutible en la titularidad del Real Madrid. Empezó asustando a la defensa del Eibar tres minutos después de empezar el encuentro. Lo volvió a hacer a los diez minutos, pero no dejó de insistir hasta que en el minuto 16 encajó el primer tanto para el equipo visitante. Un sinfín de pases entre los blancos acabó en él y no dudó en mandar el esférico a la red. El francés amagó, la cedió a Valverde, éste se la puso a Modric que se la pasó al nueve. El Madrid se adelantaba

Pero el Eibar no terminaba de encontrarse. No sabía cómo encajar la presión que estaba ejerciendo el Madrid y jugaban a lo loco, llegando a provocar dos penaltis en menos de diez minutos. Y Sergio Ramos y Benzema fueron los encargados de encajar ambos tiros. Pero el Eibar, especialista en resucitar, no estuvo presente hasta la segunda parte del encuentro cuando el Madrid bajó un poco la intensidad. Lo intentó Gonzalo Escalante con un tiro largo desde la mitad del campo, aprovechando que la defensa quedaba desajustada desde dentro. Pero ninguna ocasión del equipo vasco acabó dentro de la portería de Courtois, que con éste acumula ya cinco partidos con la portería a cero

Sobresaliente estuvo en Eibar Hazard. El 7 demostró que ha venido al Madrid para brillar, y si bien no metió ningún gol, dejó ver su calidad de juego, con jugadas impecables y regates perfectos. Se atrevió a perfilar y tirar un balón cruzado a puerta -una de sus jugadas estrellas- pero se fue por fuera de la portería rival. 

En la segunda parte del encuentro el conjunto de Mendilibar no veía la forma de avanzar. Y el Madrid salió retrocediendo unos metros arriba, perdiendo intensidad y cediendo el balón al equipo contrario con mayor facilidad que en la primera parte. 

Indiscutible está siendo para el Madrid la figura de Valverde. El uruguayo se ha estrenado como goleador en el equipo blanco. En una acción por la izquierda con el centro pasado que parecía que Modric iba a finalizar. Pero el croata se la cedió a su compañero que encajó el balón con un toque seco, bien orientado, que nos recordó a los goles de Kross

Los jóvenes de la plantilla se están integrando bien en el equipo y están aprovechando todas las oportunidades que su entrenador les está ofreciendo. Y el buen Madrid ha dejado claro que está de vuelta y que ha venido para quedarse. Para quedarse y para golear