abril 5, 2020

Rocío Cañada

El mundo del deporte desde dentro.

Un clásico ‘independiente’

GRAF1619. BARCELONA, 18/12/2019.- El centrocampista uruguayo del Real Madrid, Fede Valverde, durante el partido ante el Barcelona, aplazado de la décima jornada de LaLiga Santander de fútbol que se disputa este miércoles en el Camp Nou .EFE/ Enric Fontcuberta.

Fede Valverde durante el partido ante el Barcelona / FOTO: EFE/ Enric Fontcuberta.

Un clásico muy esperado pero que supo a poco. Ocasiones no faltaron y presión y velocidad por parte de los dos equipos tampoco. El Madrid se mostró muy superior durante los 90 minutos pero no logró hacerse con el partido.

El Barça empezó dominando el juego pero no logró encauzarlo de la manera que esperaban. Ocasión que aprovechó el Madrid para tomar el control del encuentro, presionando y ocupando bien el campo contrario.

Las ocasiones no tardaron en llegar para los blancos. A los diez minutos de empezar el encuentro Isco ofrece de tacón el esférico a Benzema, que sin pensarlo lo manda a puerta, acabando en las manos de Ter Stegen. Primer ataque blanco que hace a los de Zidane empezar a dominar el juego.

Tras una jugada a balón parado favorable al Madrid, Piqué llegó para salvar a su equipo despejando un balón que a punto estuvo de entrar bajo los tres palos. El Barça no terminaba de encontrarse, y fue propenso a la pérdida de balones y a un mal control del juego que el equipo merengue supo a la perfección cómo aprovechar.

El Madrid jugó mejor, dominó el partido y mereció ganar en el Camp Nou. Pero el arbitraje no estuvo a su favor. Varane fue víctima de Lenglet, que clavó sus tacos en el muslo del futbolista francés, provocando un penalti que no se pitó. Tiempo después, Rafael volvió a ser agarrado dentro del área por Jordi Alba. Por segunda vez, el árbitro se olvidó de pitar la falta.

Pero el Madrid seguía insistiendo y dos veces probó Valverde a enchufar el balón desde fuera del área. Dos ocasiones que, si bien pudieron acabar dentro de la portería, sólo acabaron en las manos del portero blaugrana.

Después de un partido en el que Bale no terminaba de encontrarse, encajó el único gol del partido que, sin embargo, fue anulado por decisión del VAR al encontrarse Mendy en fuera de juego.

Zidane apostó 15 minutos antes de terminar el encuentro por sacar a Rodrygo y Modric por Isco y Valverde, respectivamente. Pero ninguno de ellos aportó nada nuevo al encuentro, que culminó con un 0-0 en el marcador y con un punto para cada equipo, manteniéndose primeros en la clasificación e igualados a puntos.