septiembre 24, 2020

Rocío Cañada

El mundo del deporte desde dentro.

Real Madrid-Manchester City: Los 10 minutos que hicieron perder la ilusión al Bernabéu

El goleador del Real Madrid, Isco Alarcón/EFE

Tan solo 10 minutos bastaron al Manchester City para dar la vuelta a un partido que estaba a favor para el Real Madrid. Los últimos minutos silenciaron al Bernabéu, que vio cómo los blancos terminaban un encuentro con medio pie fuera de la competición de la que más veces es campeón.

Cuatro años después, Real Madrid y Manchester City volvían a verse las caras en Champions. La última vez que lo hicieron el Madrid se metía en la final de Milán de 2016.

Sin duda fue un encuentro con máxima expectación y no solo por quién lo jugaba, sino por los técnicos de ambos equipos, Pep Guardiola, un viejo conocido en Santiago Bernabéu y Zinedine Zidane. Pero a la afición blanca, antes del encuentro, llamó la atención el 11 elegido por el técnico francés, que dejaba en el banquillo a Kroos. Sin embargo, el plan de Zizou fue el de utilizar un centro de campo lleno con refuerzos que salvaran la intensidad del Manchester en esa parte del campo.

Los primeros minutos discurrieron con tranquilidad, con un respeto mutuo entre los dos equipos a pesar de lo que tenían en juego. Pero fue el City el que tuvo más intensidad en la primera parte, jugando al contragolpe y aprovechando bien los espacios que le dejaba el Madrid.

Ambos equipos tuvieron ocasiones en los primeros 45 minutos pero sin fortuna. El City tuvo dos ocasiones claras de parte de Gabriel Jesús, pero ahí estaba Courtois para salvar en varias ocasiones a su equipo. Mientras que el Madrid estuvo con el gol a las puertas, con una pelota frente a la portería de Ederson que Vinicius solo tenía que empujar. Pero el brasileño tuvo la mala pata de resbalarse y perdió así una ocasión que hubiera servido a los blancos para conseguir, al menos, un empate.

Los 15 minutos de descanso hicieron que ambos equipos saltaran al césped con más energía. Lo intentó el City con Mahrez que mandó el esférico fuera por muy poco. Y lo intentó el Madrid en el minuto 60 encajando el primer gol del encuentro en una buena jugada de Vinicius que vio un hueco perfecto en la defensa del City dentro del área para poner un balón a Isco que metió en la portería contraria. A pesar de que el Madrid se encontraba en problemas por la presión del equipo de Pep Guardiola, pudo respirar durante unos minutos cuando más sufría.

A raíz del gol del malagueño el Madrid se vio en el campo con mucha mayor intensidad y velocidad que duró poco ya que el Manchester quiso apretar y lo logró. Tanto que consiguió empatar un encuentro que era claramente para los blancos. De Bruyne mandó un centro al segundo palo al que Ramos no llegaba y donde se encontraba Gabriel Jesús que de un cabezazo mandó el esférico a la portería de Courtois. Y solo le bastó cinco minutos más al City para encajar el segundo de penalti. Carvajal metió la pierna a un Sterling que cayó dentro del área y que se convirtió en gol de De Bruyne a los 11 metros del guardameta belga.

Pero aún quedaba más tensión que vivir en los minutos finales. Y es que Orsato vio roja directa a Ramos por una acción dudosa en la que el central derriba por poco contacto a Gabriel Jesús. Una decisión mal acertada que hizo que el sevillano tenga que perderse la vuelta en Manchester.

El Madrid jugó bien hasta que le empataron. A partir de ahí el equipo se rompió y el penalti mató del todo al equipo. Ahora toca pensar en la remontada en Etihad que les dé el paso a cuartos de final al campeón de orejonas.